Buscar
  • Christian Puello Conde

Perspectiva Lineal, una herramienta necesaria.


El mundo en el que vivimos es tridimensional. Sin embargo, la fotografía es una representación en un soporte de dos dimensiones y una de las formas más comunes de incrementar el interés y la realidad sobre ella es dándole profundidad o tridimensionalidad.

Esto lo logramos con la mayor ilusión óptica del mundo fotográfico: la Perspectiva.

¿Qué caracteriza a la perspectiva? ¿Cómo sacar el máximo provecho de la sensación de profundidad en nuestras imágenes?

Es una gran aliada en la composición dado que la sensación de profundidad, nos puede acercar o alejar de la realidad y nos permite sumergirnos dentro de la foto quedando atrapados en ella.

Se trata de una ilusión óptica a través de la cual los objetos de tres dimensiones pueden reproducirse en una superficie de apenas dos dimensiones. Hay un elemento totalmente indispensable para crear la perspectiva: el horizonte.

Así pues, antes de hacer una fotografía, deberemos determinar dónde queremos ese horizonte. Puede ser, incluso, que no aparezca en la fotografía pero deberemos ser conscientes de dónde está para poder dirigir correctamente los elementos que nos generarán la perspectiva.

Una de las formas más evidentes de representar la tridimensionalidad, pero no la única, consiste en la disposición de los elementos en el espacio. En una fotografía se puede representar la perspectiva mediante tres grandes opciones:

  • La convergencia de líneas (Lineal)

  • La Escala

  • El tono y el color (Aérea)

En este apartado quisiera hablarles de la Perspectiva Lineal, que no es mas que aquella perspectiva que hace que las líneas converjan o diverjan hacia o de uno, dos o mas puntos de fuga respectivamente. Entendemos como "Punto de Fuga" como el lugar imaginario donde se encuentran las líneas paralelas pero que, dependiendo del ángulo de visión del que dispongamos, se convertirán en líneas convergentes o divergentes que se dirigirán hacia el horizonte que hayamos determinado, como las vías del tren que parece que se junten en el infinito. Cuanto más exagerado sea esta convergencia o divergencia más profundidad tendremos y captaremos la curiosidad y la atención aunque un exceso dará como resultado una foto artificial.

Encontraremos este tipo de líneas en cualquier parte y debemos ser conscientes de que, cuantas más líneas haya en nuestra fotografía, más acusada tiende a ser la sensación de profundidad. ¿Cómo podemos potenciar la perspectiva lineal? Tienes dos opciones:

  • El ángulo de visión. Los ángulos de visión que más te ayudarán a potenciar las líneas convergentes serán los ángulos picados y contrapicados (es decir, con la cámara por encima y por debajo, respectivamente, del sujeto). Por el contrario, el ángulo de visión situado al mismo nivel que el sujeto, el cenital (situando la cámara justo encima del sujeto) o el nadir (situando la cámara justo debajo del sujeto) pueden llegar a eliminar la sensación de profundidad.

  • La focal utilizada. El objetivo usado para tomar la fotografía también será muy importante: mientras que un teleobjetivo acostumbra a aplanar las imágenes y, por lo tanto, a terminar reduciendo la sensación de profundidad de éstas; los gran angulares nos ayudarán a darle más fuerza a estas líneas convergentes que estamos buscando.

Por supuesto, esto no son leyes inmutables y en todo caso dependerá únicamente de la fotografía que estemos tomando y de la composición que queramos utilizar en ella.

#perspectiva

162 vistas
MW.png
MArti.jpg
prowedaward.png
  • Negro Facebook Icono
  • Negro del icono de Instagram
  • Negro Twitter Icono

© 2020 by Christian Puello